La problemática del infraseguro


Fuente: Webretail.com.ar - Novedades - 04/11/2015

Por: Marcela Méndez.

Volver

Como consultora en temas de valuación en diferentes ámbitos de negocios, en Serinco mantenemos contacto permanente con distintos agentes de la industria de seguros. Hay un tema que es recurrente en estas conversaciones y es la preocupación generalizada por la problemática del infraseguro.

Cuando hablamos de infraseguro nos estamos refiriendo a la correcta valuación de los bienes asegurados (valor de reposición en el mercado) al momento de generarse la póliza y la falta de actualización de las sumas aseguradas reflejadas en las respectivas pólizas. Por supuesto que éste es un tema que siempre debería resultar inquietante; pero también es cierto que el problema se agudiza en el contexto inflacionario con el que estamos viviendo desde hace unos años porque, en caso de producirse un siniestro, la indemnización recibida no permitiría la reposición de los bienes siniestrados.

Bajo esta problemática inflacionaria sería recomendable recalcular el costo de reposición de los bienes asegurados como mínimo una vez al año. Para los inmuebles, el cálculo consiste en determinar cuál sería el costo de reconstruir la propiedad bajo la hipótesis de una destrucción total. Para las maquinarias y bienes muebles en general, debe realizarse un estudio de mercado para determinar cuál es el costo de volver a comprar la máquina o una similar para reponerla.

En nuestra actividad diaria como valuadores de bienes en general (tanto de bienes inmuebles como de máquinas, líneas de producción, instalaciones, etc.), muchas veces debemos determinar para los edificios valores de reposición a nuevo que superan ampliamente las sumas aseguradas informadas por las compañías de seguros. En ocasiones, los asegurados priorizan erróneamente el monto de las primas que deben estar suficientemente cubiertos en caso de producirse un siniestro. Ante esta situación, el que más pierde es el asegurado. ¿Por qué? Las aseguradoras consideran el monto de la cobertura cuando deben responder frente a la ocurrencia de un siniestro. Sin embargo, si la suma asegurada es menor al valor de reposición real para cubrir los daós ocasionados, calcularán la indemnización proporcionalmente al valor asegurado en la póliza. Esto ocasiona claramente una pérdida para el asegurado, quien no puede responder el bien siniestrado. Pero también se perjudican las compañías al recibir denuncias y demandas ante las asociaciones de consumidores y/o en la Justicia tanto en lo económico como en lo comercial. Se desprestigia la marca del asegurado frente a sus clientes.

El incendio es el riesgo más afectado por la problemática del infraseguro y podemos verlo tanto en Pymes como en grandes empresas. También observamos esta problemática en otros riesgos, como robo o combinado familiar.

Las principales cámaras aseguradoras de la Argentina realizan periódicamente un exhaustivo análisis sobre las acciones más relevantes y estratégicas del sector. Ya en la Memoria del Seguro 2013-2014 destacaban la necesidad de fomentar la cultura aseguradora en el país ya que había siniestros con hasta un 70% de infraseguro. Con la tendencia inflacionaria, es muy probable que esta situación no haya mejorado durante el corriente año.

Tampoco es bueno asegurar por un valor en exceso; no tiene sentido pagar una prima inadecuadamente alta. Por eso es recomendable que se evalúen periódicamente los riesgos a los que se encuentran expuestos los bienes asegurados para evitar problemas a futuro. Incluso, aunque las pólizas están pactadas en moneda extranjera, es conveniente revaluar tanto los inmuebles como las líneas de producción y las máquinas en general para ponderar correctamente las oscilaciones en los valores de dichos bienes.

Sugerencias y acciones

Dada esta problemática, la recomendación es que las compañías generan campañas de comunicación que apunten a concientizar acerca de esta temática ante sus clientes y prospects. También hay que trabajar fuertemente con las áreas comerciales internas y con los equipos de productores y brokers para que ellos puedan asesorar adecuadamente a los asegurados. En definitiva, cuando se produce un siniestro el primer interlocutor es el productor y es él quien recepciona las inquietudes y disconformidades del asegurado. Y en ocasiones queda dañada la relación comercial entre ellos.

Como consultora, organizamos reuniones a las que asisten las partes interesadas (aseguradoras y productores). Presentamos casos aportados por las propias compañías, comparamos los valores asegurados para diferentes tipologías de bienes con los valores de reposición actualizados y muchas veces surgen importantes desvíos. Esto ayuda a la aseguradora a hacer valer el precio que la prima requiere y a asegurar el riesgo en forma correcta.

Estamos convencidos de que la solución al infraseguro debe ser encarada por la industria de seguros en su conjunto ya que si una compañía cambiara aisladamente su política podría dejarla fuera de mercado por falta de competitividad comercial frente a otras.

En definitiva, todo debe apuntar a mantener tranquilo al asegurado, respetando un viejo lema del mercado asegurador: “Es mejor tener un seguro y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo”.

* Directora corporativa de la consultora Serinco.