La Nación - Ganarle a la inflación, un desafío


Fecha: 23/07/2016

Volver

La semana volvió a tener de todo un poco en términos de noticias. Entre avances y retrocesos, el déficit fiscal sigue en expansión y el gobierno no alcanza a poner un freno en los subsidios. Es que el manejo con los servicios de la anterior gestión, mal acostumbró a la gente, y ahora, cualquier quita o corrección se nota de manera instantánea.

Tampoco la disminución de la inflación acompaña con una baja tan pronunciada, es cierto, algo descendió, pero aún este flagelo sigue comiendo el bolsillo de la gente y quita poder de compra y ahorro. A esta altura de los acontecimientos muchas empresas o desarrolladores pequeños y medianos, hacen malabares para poder obtener ventajas cuando compran materiales de la construcción y poder mantener a un ritmo constante las obras emprendidas en los últimos 20 meses.

Entre las novedades de este año, la consultora Serinco, realiza un índice de la canasta de materiales, y en la última variación mensual que analiza, detectó que el mayor incremento de precios se notó en las zonas de Cuyo y Gran Buenos Aires. La primera presenta un aumento sostenido desde mayo, luego de una estabilidad en los primeros meses de 2016. En cambio, la segunda, sigue con subas, sobretodo, en rubros de ladrillos comunes y arena.

Es un problema que hace agudizar el ingenio para que estas cifras no impacten tanto en los números una vez que se estrena la unidad y no desbarajusten los precios de las propiedades. Y que en la ecuación final no pierdan ni desarrollador ni el comprador, que en definitiva, si el propietario pagó al contado será una historia, pero si lo hace en cuotas, sufrirá incrementos o tendrá que re pactar un nuevo esquema, sobre todo en las obras que están en marcha desde fines de 2014.

Sobre cómo ganarle a la inflación, se refirió Lucas Desalvo, del área de negocios corporativos de Serinco: "Lógicamente ante este escenario lo importante es congelar precios, por lo cual la mayoría sigue acopiando material. Este es un servicio que lo dan los corralones. Los rubros para almacenar son básicamente los más sensibles: aberturas, sanitarios, solados, e hierros, por ejemplo".

Sigue activo el programa Ahora 12, con el cual el consumidor tiene la opción de apalancar la obra sin interés y acopiar materiales. Pero tiene la desventaja que el monto está atado al límite de compra en cuotas de la tarjeta.