Precisión, un sinónimo de seguridad


Fuente: Diario Cronista Suplemento Seguros - 12/10/16

Fecha: Miércoles 12 de Octubre

Volver

Con nuestra experiencia como inspectores del mundo asegurador, debemos ser minuciosos y saber identificar la relevancia y tamaño de cada riesgo al momento de inspeccionar. Realizando inspecciones previas a la suscripción de la póliza se busca reducir la tasa de siniestralidad que, hoy por hoy, es lo que más preocupa a las aseguradoras. 
De un 100% de nuestras inspecciones de 2016, un 15% tiene un riesgo alto a nivel general, un 59% un nivel medio y un 26% conlleva un nivel bajo. Si bien las cifras no son negativas, el hecho de que las aseguradoras puedan saber con exactitud el nivel de riesgo al suscribir una póliza es altamente beneficioso. Para graficarlo, podemos citar dos casos de empresas que, a través de nuestras inspecciones, detectaron errores notables:

La maderera

Cuando fuimos a inspeccionar el área de depósito hubo una circunstancia que nos llamó la atención: el extintor estaba colocado detrás de toda la mercadería, por lo que se tapaba el acceso al instrumento de seguridad. Nos preguntamos qué pasaría si llegase a ocurrir un hecho siniestral y esta situación continuara manejándose de esta manera. Al no tener este elemento a mano, el nivel de accidentalidad se eleva. Si bien parece una situación menor, son cuestiones primordiales que se deben controlar para mitigar los riesgos.

La obra en construcción

Hemos inspeccionado obras donde notamos que las medidas de seguridad son muy precarias. En Mar del Plata constatamos un edificio conformado por subsuelo con cocheras, planta baja, y tres pisos con unidades funcionales. La inspección se realizó, en su momento, para acordar una cobertura de responsabilidad civil. La construcción estaba en etapa inicial, se estaban realizando los primeros trabajos de excavación. El análisis que llevamos a cabo con la inspección nos arrojó que el nivel de exposición del riesgo era alto, ya que la obra no presentaba trabajos de submuración. Las bases o cimientos son la parte primordial para obtener una construcción estable y evitar daños a las viviendas linderas, medianeras y en operarios y transeúntes.

Entre los errores u omisiones más frecuentes, vemos el incumplimiento de las normas de seguridad e higiene industrial HSEQ. También notamos desatenció a los tipos de construcción aplicables a determinadas zonas, de acuerdo a su terreno. Suele pasar que en muchas ocasiones no contemplan un plan de mantenimiento de prevención de accidentes. Estas fallas se encuentran, usualmente, en empresas que no certifican calidad o en el Interior, donde los controles son menores. 

Como inspectores, tenemos por objeto realizar una evaluación en forma ocular y con toma fotográfica donde se detalla aquellos aspectos relevantes como lo son riesgos de incendio, robo, responsabilidad civil y aliados a la prevención de accidentes. De ahí la importancia de realizar una correcta inspección previa a la suscripción de una póliza. Es fundamental que las compañías tomen conciencia del grado de prioridad y claridad de los riesgos que se van a asumir y aquellos que se van a arrastrar. Esto permite la identificación y la determinación de medidas suficientes a tomar para evitar en lo posible un hecho no deseado o inesperado.