Desarrollos inmobiliarios: Qué esperar del 2017


Fuente: Diario Clarín- ARQ.com - 09-01-2017

Fecha: 9 de enero 2017

Volver

Según los desarrolladores consultados, el verdadero motor del mercado inmobiliario son los consumidores finales, aunque el blanqueo de capitales ofrece un viento de cola nada despreciable de cara a 2017.

Que se espera en 2017

Javier Dborkin, Director de Boston Andes Capital afirma que ‘’el 2016 fue un año de transición con muchas variables en reacomodamiento’’ y estima que 2017 será un año en donde se comience a medir los resultados de la gestión del actual Gobierno ‘’con expectativa de crecimiento y más dinero volcado al mercado inmobiliario proveniente del blanqueo y del eventual rebote de la economía’’. Por su parte,Carlos Spina, Gerente Comercial de Argencons considera que ‘'el blanqueo brindará una nueva masa de dinero susceptible de convertirse en demanda y dependerá de la macro, las expectativas y los proyectos que los desarrolladores presenten el convertir esa demanda potencial en negocios concretos’’.

Para Alejandro Mazzei, “aquellos emprendimientos que satisfagan las necesidades de los compradores serán los protagonistas. Cada vez más se buscan viviendas cercanas a oficinas y locales, que les brinden a los usuarios la posibilidad de tener la vivienda y el lugar de trabajo juntos. Facilidad de trabajar y vivir en el mismo lugar, ese es el objetivo de gran parte de la demanda”, describe.

Los barrios cerrados, especialmente aquellos cercanos a los parques industriales, prometen un comportamiento positivo en el corto plazo por la posibilidad que ofrecen de adquirir un lote con una financiación accesible para la clase media. De todos modos, la creciente oferta complejizó las características del producto, que tiene el desafío a futuro de mostrarse al mercado con diferentes opciones, por lo que cada desarrollador deberá estar atento a las ventajas comparativas de su emprendimiento.

Por lo pronto, Esteban Villar, director representante de The Core Group, reconoce que el 2016 fue un período por demás productivo: “Avanzamos en la búsqueda estratégica de terrenos y concretamos reuniones con varios inversores interesados en apostar a nuestros proyectos, todos ellos en miras a 2017. Creemos que se inicia una etapa muy próspera y por eso apostamos a regiones emergentes y que consideramos que tienen mucho potencial de crecimiento a futuro, como Hudson y Mar del Plata”. Además, Villar afirma: “Esperamos que el mercado se reactive con el despegue de los créditos bancarios para los sectores medios que son los que impulsan la economía del país”.

Por su parte, Diego Migliorisi señala: “Si bien mucha gente ya ha comprado inmuebles, el efecto más contundente se verá en el primer semestre ya que la confianza en el sistema permite al comprador o inversor a buscar la mejor opción con absoluta tranquilidad’’.

Para Mariano Oppel, titular de la inmobiliaria que lleva su apellido, el 2017 los números del sector estarán supeditados a las medidas de gobierno, ya que “es muy importante que desde los distintos sectores del Estado se generen las condiciones de previsibilidad y fomento”.

En cuanto a las inversiones, Darío López, uno de los socios de Arquitectónika, afirma que durante el 2016 los adherentes a los fideicomisos impulsados por su estudio invirtieron 78 millones de pesos y proyecta para 2017 ‘’una cifra similar conservando el volumen de inversión’’. Para el arquitecto, ‘’se nota el regreso de los inversores en pequeñas unidades de gran rentabilidad y rápida realización en lugares bien ubicados, con buenos proyectos y respaldo tanto del desarrollador como de los profesionales actuantes. Siguen privilegiando el modelo de fideicomiso al costo, pero se observa que hay una concentración en los jugadores que participan en el mercado en donde no hay lugar para improvisaciones ni para novatos; es un mercado muy competitivo y altamente profesional’’.

Aun con un dato de la realidad negativo, la consultora Serinco también es optimista y asegura en su informe: “A medida que baja la inflación crece la expectativa y la demanda de habitantes asfixiados por los altos alquileres y las indexaciones caprichosas que dejan a la cuota del alquiler cada vez más cerca de la cuota hipotecaria, por lo cual a esta altura ya están dadas los factores principales para que los programas de créditos hipotecarios de 2017 sean un éxito”, explican sobre la principal demanda de los desarrolladores.