Balance inmobiliario: 2016 terminó con signos de reactivación


Fecha: 10/02/ 2017

Volver



En 2015, los desarrolladores hablaban de “un año perdido” por la incertidumbre pre electoral, el tipo de cambio retrasado y la inflación. Los desarrollos que se mantenían activos eran los destinados a los segmentos altos. Fue un año “difícil”, con “altibajos”, pero definitivamente significó un repunte en relación al período antecedente. Si pudiéramos arriesgar una predicción concluyente, puede afirmarse que 2016 fue mejor que 2015 pero peor que 2017.

La clave de la mejoría fue la combinación de la ley de sinceramiento fiscal con el cambio de gobierno. Si bien la administración kirchnerista impulsó el blanqueo de capitales, recién en 2016 se empezaron a notar los resultados, cuando se disiparon algunas dudas sobre el rumbo que tomaría el nuevo gobierno.

Francisco Altgelt, vicepresidente de Altgelt Negocios Inmobiliarios S.A, admite que realizó algunas operaciones a causa del blanqueo y destaca como un factor favorable: “Creo que el actual gobierno tomó medidas económicas que se preveían, como levantar el cepo y sincerar el dólar”.

En este sentido, Diego Migliorisi, socio gerente de Migliorisi Propiedades, estima que el sinceramiento fiscal ha sido exitoso por dos motivos: ‘’La gente se ha dado cuenta de que el mundo está cambiando y la globalización económica e informática hace que cada día sea más difícil estar al margen de la norma. Además, el nuevo gobierno generó un clima de confianza con respecto a la seguridad jurídica y previsibilidad’’.

Comparativo de variación de precios entre el 1er semestre y el 2do (tendencia de ambos)

Haciendo Foco

El punto de quiebre fue poco antes de comenzar el tercer trimestre. “Notamos un crecimiento a partir de septiembre con la reaparición del inversor”, asegura Alejandro Mazzei, director de Mazzei Propiedades, una desarrolladora e inmobiliaria con fuerte presencia en el corredor sur del GBA. Félix Brie, Director de Diaz Mayer & Brie Propiedades, coincide: “El balance final del año es con saldo positivo y con muchas expectativas. Fue un año con altibajos que fueron acompañando las incertidumbres en materia económica, que en algunos puntos todavía no está consolidada. El inversor fluctuó a lo largo de todo el año y finalmente terminó de aparecer”. Y destaca: “Tuvimos un año con importante hitos como el blanqueo y los créditos UVI, a pesar de que aún creo que le falta un giro más para que se pueda comprar unidades desde pozo”.

Imagen de la noticia

Santa Fé

El déficit habitacional aseguró una demanda de alquileres sostenida, mientras que las unidades usadas percibieron cierto movimiento con la incipiente reactivación del crédito hipotecario. Otro producto que despertó interés fueron los lotes con financiación. “Están aquellos que lo piensan como una inversión más a largo plazo y compran un lote para luego ir construyendo su vivienda. Particularmente notamos mucho movimiento en este nicho del mercado”, señala Brie. Para la consultora Serinco, el segmento más estable fue el corporativo, que abarca oficinas, naves industriales, centros logísticos y emprendimientos comerciales. En tanto, en lo que concierne al mercado residencial, un informe destaca que “si bien ya existen reglas claras para realizar operaciones, es evidente que si no hay una reacción más contundente se debe a la gran sobrevaluación de bienes”.


Imagen de la noticia

Alejandro Mazzei, por su parte, rescata los valores del mercado local en relación al extranjero: “Ante la suba de los precios internacionales, el mercado argentino se encuentra económico, lo que genera una mayor demanda por parte de inversores, quienes volvieron a invertir en San Vicente y Canning, especialmente”. Y vaticina: “Aquellos precios que se encuentran en pesos van a seguir aumentando. Por el contrario, los valores en dólares se mantendrán”. El año comenzó y transcurrió con mucha más expectativa que realidad para Mariano Oppel, titular de la inmobiliaria que lleva su apellido. ‘’Sobre el final, el 2016 se dio vuelta y proyectó lo que tendremos el próximo. La realidad nos impone un mayor volumen de oportunidades pero en un escenario de mucho más escepticismo. Hay enormes cambios positivos, aunque todavía falta que la gente lo note y lo pueda vivenciar. Todo es una apuesta a un futuro que entendemos será mejor’’ explica.

Fuente: http://www.clarin.com/arq/inmobiliario/balance-inmobiliario-2016-termino-signos-reactivacion_0_SylhPUYSl.html